CASA LOS ENCINOS -ENTREGA-

 

Binder1_Página_18Binder1_Página_07Binder1_Página_19 Binder1_Página_20Binder1_Página_13Binder1_Página_04  Binder1_Página_05 Binder1_Página_03Binder1_Página_06  Binder1_Página_17Binder1_Página_08 Binder1_Página_09 Binder1_Página_01Binder1_Página_10 Binder1_Página_11 Binder1_Página_12  Binder1_Página_02Binder1_Página_14 Binder1_Página_15 Binder1_Página_16

Los Encinos es un club de golf exclusivo ubicado en el Estado de México, localizado a 3.000 metros (9.842 pies) sobre el nivel del mar, con una temperatura promedio de 17 ° C (62.6 ° F) y la temperatura anual más baja está en el rango de 2,9 ° C (37.22 ° F). En los alrededores de este club de golf se ubica este proyecto residencial.

Estas condiciones geográficas particulares nos guiaron a que la propuesta del proyecto se organice de la siguiente manera: la fachada norte es tan cerrado como sea posible para evitar el viento frío y la baja exposición solar. La fachada sur se abre completamente sobre todo para obtener la mayor cantidad de rayos solares, generando un aumento de temperatura al interior.

En primera instancia el volumen arquitectónico de la casa se lee modesto y muy cerrado, sin embargo, una vez que se cruza el pasillo y vestíbulo de acceso como espacio transitorio, la casa sorprende en su contraste y completa apertura a un jardín muy saturado de vegetación, lleno de luz y directamente relacionado con el jardín.

Sala, comedor y cocina están situados en la planta baja en un solo y amplio espacio; También en el mismo nivel, se sitúan los espacios cuarto de servicio así como cuarto de lavado y baño para invitados.

En el primer nivel se sitúan los espacios privados, como la sala de televisión, dos habitaciones secundarias y un dormitorio principal, cada cuarto tiene baños independiente y se aprovechan las losa plantas de la planta baja para generar amplias y agradables terrazas.

En un tercer nivel se propuso un espacio complementario que puede ser utilizado como recamara o salón de juegos, utilizando el 100% de las azoteas planas, del primer nivel, como terrazas/mirador, con vista al maravilloso volcán Nevado de Toluca (el cuarto más alto de los picos de mexicanos).

La composición de la fachada principal en planta baja, es una pared en proporción muy horizontal, forrada de cantera negra generando una sensación de basamento muy sólido, al que se le sobreponen los dos volúmenes que corresponden al primero y segundo nivel, intencionalmente trabajados en colores claros para contrastar con el basamento.

Respecto a los materiales, se decidió utilizar elementos en su mayoría naturales, piedra negro, cantera y madera, para hacer espacios más cálidos.  También se utilizaron elementos de herrería y cancelería negra dando un carácter más contemporáneo.

Por otro lado toda la madera  sobrante (únicamente polines) del proceso de obra se re utilizó como elemento decorativo para forrar el muro de la escalera principal, logrando no solo un elemento muy singular, sino también funciona como barrera acústica evitando que buena parte del ruido generado en la planta baja suba a la zona íntima de la plana alta.

El sistema constructivo es muy común y no requirió de mano de obra especializada: zapatas corridas de concreto armado, muros de carga, trabes y losas de concreto armado. Los trabajos de obra duraron 10 meses. Fue gratificante comprobar que debido a que el proyecto se desarrolló con mucho detalle y planificación, tanto el tiempo como los costos de la obra no sufrieron ajustes extraordinarios.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: